Un nombre,  una historia: cómo la joyería expresa nuestra identidad

Un nombre, una historia: cómo la joyería expresa nuestra identidad

/ Inside
La joyería está cargada de recuerdos y significado. Como parte de nuestro estilo personal, también se convierte en un vehículo fundamental con el cual expresamos nuestra identidad social y cultural. Históricamente utilizado como adorno personal, la joyería ha servido como símbolo de estatus; ha representado tradición, religión, sentimiento, compromiso e incluso arte.

Todos los objetos que influencian nuestras vidas (como la ropa, la música y joyas, por ejemplo) hacen una declaración sobre nosotros tanto como cualquier otra cosa que hacemos, utilizamos o tenemos.

Todo se convierte en parte de nuestras vidas, nuestra historia. Una historia que ha empezado incluso antes de que hayamos nacido y tengamos nombre.

En efecto, escogemos piezas de joyería que vienen a expresar visualmente nuestra identidad; sin embargo, no elegimos nuestro nombre ni la historia que viene con él. Después de todo, existe alguna razón por la cual nos han elegido un nombre en particular para nosotros.

Tu nombre se convierte en lo primero que la gente escucha cuando te conoce. Da una primera impresión del lugar de donde vienes, y te guste o no, creces a su alrededor y se convierte en parte de tu historia y de ti.

Al mismo tiempo, los nombres de las personas que escuchamos a diario en nuestras vidas pueden evocar toda clase de sentimientos, desde el amor hasta la nostalgia, desde la tristeza hasta la alegría. Hay cientos de asociaciones que podemos hacer a diferentes nombres, y otras miles que pueden asociarse al nuestro, pero lo mejor es que siempre tenemos el poder de crear y darle forma a nuestra historia como queramos. De crear el significado de nuestros nombres.

Por esta razón, un collar de letra de la collección I AM es una forma de expresión que nace desde lo más profundo de tu identidad. Más que una declaración de tu estilo personal, es una celebración de ti que lleva el significado de tu propia historia. De lo que te hace ser TÚ.

No en vano, esta sofisticada declaración de identidad ha existido por cientos de años, incluso en fechas que datan desde el siglo XIV. Hoy, mientras cambia el tejido de nuestra sociedad y la el significado de la feminidad toma nuevas formas, las iniciales contienen mensaje significativo de empoderamiento femenino, amor propio, seguridad y fortaleza.

De hecho, es ya una de las maneras más finas de trasladar un diálogo interno al mundo exterior, de declarar orgullosamente lo que tú y tus seres queridos significan para ti.

Detrás de cada nombre hay una historia, un alma. ¿Cuál es tu historia?

¿Lo sabías? Nuestras iniciales son tan poderosas para nosotros que, sin darnos cuenta, tienden a gustarnos más que cualquier otra letra del alfabeto. Incluso llegan a tener una influencia en la elección de nuestra pareja, lugar para vivir y otras decisiones personales. Esto es conocido como la teoría psicológica llamada ‘The name-letter effect’ (el efecto nombre-letra) y fue identificada por el psicólogo belga Jozef Nuttin en 1985.